¿Qué pasa con las estrellas Disney cuando crecen?

No sé si alguna vez escuchaste la frase ”Que la fama no se le suba a la cabeza”. Yo creo que sí, en este caso, pues ya te sabes las mil y un historias de las estrellas infantiles Disney que al salir de la máquina de talentos, se destapan y por donde sean andan en escándalos. Entre estas estrellas, figuran nombres como: Britney Spears, Miley Cyrus, Zac Efron, Justin Timberlake, Vanessa Hudgens, Selena Gómez, Demi Lovato, Los Jonas Brothers y más.

Pues bien, eso no es noticia nueva, pero te voy a dar las tres verdades y mayormente razones por las cuales éstas estrellitas estrelladas, tienen más éxito solas, que adentro de la fábrica de sueños llamada Disney.

1 Se desinhiben, se alocan, se encueran.

Es normal que cuando salen de Disney estos actores, dejan atrás esas caritas de ángeles y se ponen menos ropa para salir al mundo. Y es que seamos sinceros… Disney quiere chavitos que sean el ejemplo a seguir de los niños, y en cuanto estos chavitos salen del seno materno, pues lo que quieren es conocer el mundo a sus anchas y hacer lo que les da la gana. Y es normal. Admítelo, tú igual tuviste tu etapa de rebeldía. Lo mismo ellos, no dejan de ser personas normales, comunes y corrientes, que come, hablan y ca**n.

2 Adiós a los ejemplos.

Una de las razones más fuertes por las que son el foco de atención, es como la niña fea del salón: pasan algunos años y te das cuenta que se puso guapísima. Así mero, después de tener a las cámaras y medios comerciales acostumbrados a ciertas actitudes y sonrisas, cuando los ves haciendo cosas que antes no hacían y sobre todo, cuando dejan de ser el ejemplo… Pues la gente se escandaliza. Y la verdad es que toda esa gente peca de puritana, ¡por favor!, cómo si ellos nunca lo hicieran en sus vidas.

3 Una vida iluminada

Y con esto me refiero, a que las estrellas estrelladas están siempre iluminadas por los focos de los reflectores que no los dejan en paz (a menos que en verdad salgan por completo del mundo del espectáculo). Por lo general, como estos chicos se empiezan a conocer y hacer de un nombre e imagen fuera de las que les crea Disney, se reinventan y los reflectores están encima de ellos dando santo y seña de lo que hacen. O sea, también es culpa de los medios de comunicación que ellos nunca desaparezcan de las noticias recientes. Siempre les encuentran algo que criticar, algo malo, algo obsceno, algo, algo, algo, algo. Y sin importar qué, hasta que no tiene un nombre, no logran quitarse de la frente el sello Disney.

Y así es como las estrellas Disney, pasan a ser estrellas estrelladas y el mundo las juzga, las critica y las mal ve. Y sin embargo, seamos sinceros, no es que sean estrellas estrelladas. Son cantantes, actrices y actores que como dios les da a entender se van abriendo paso en el mundo de los espectáculos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: