E-boga 8

PortadaDa click en la imagen para descargar.

Sexo, zapatismo, máscaras de gas, diferencias de clases sociales, sexo, Frankenstein, cadáveres médicos, frutas kamikaze, sexo, consejos publicitarios para ligar, Batman, sexo, sexo, sexo… No estamos pensando en voz alta, es sólo una probada del contenido del número.
Iboga sigue con su adicción explosiva, sus artículos afrodisíacos y nuevos autores que se suman a escribir de lo que más saben, lo que más odian o lo que más les gustaría decir. En esta nueva etapa Iboga se fusiona con el proyecto Telecápita, con el propósito de unir esfuerzos y combinar ideas. Por eso cada número integraremos un Dossier con lo mejor de las Sesiones Telecápita; esta vez es el turno de la figura del subcomandante Marcos como símbolo del EZLN.
Tenemos en portada a Marilen Adrover de España, con sus ilustraciones irreverentes, pero también con su faceta profunda y abstracta. En Iconofílicos JazzMina nos presenta sus monstruos tiernos y creepys, y Alex Xavier Aceves nos sumerge en un munda de sátira en blanco y negro.
Ibogashots nos trae un texto sobre el miedo a las frutas kamikaze y a las mascotas de la publicidad, así como la vivencia de una estudiante de medicina frente a los cadáveres. Las clases sociales se ponen frente a frente en un artículo que compara la vida entre dos mundos.
En Quémonstruosón te contamos la evolución del monstruo de Frankenstein, en Cronicando una fiesta de destrucción en Morelos cuyo protagonista es una máscara de gas. Cuentos, cuentos y más cuentos sobre sexo: tres historias que te excitarán o perturbarán con sus cochinadas.
Un análisis social del Batman de Nolan, arte de criaturas tecnológicas en Digitarte, y una peli de revividos en Cine. Un día lluvioso en Piña Colada, las telenovelas mexicanas en Filosochairas y el sueño de un túnel en un parque de diversiones en Croníricas además de nuestra clásica sección de política: Zoon politikón.
Métete un shot, un a dosis o lo que quieras de Iboga, que está bien buena y te hará viajar hasta los confines de tu existencia o mínimo la pasas chido un rato. ¿Ya mencionamos que tenemos cuentos de sexo?

A %d blogueros les gusta esto: